16 abr. 2014

Rosquillas (¡¡con rosquillera Ibili!!)



El pasado lunes, mi amiga Sandra me preguntó si tenía alguna receta de rosquillas, las quería preparar para estos días de semana santa. Entonces se me encendió la "bombilla" y me acordé de mi rosquillera!! la tenía en el fondo del armario olvidada, pobrecica mía! No sé si algún@ de vosotras la tiene, es de la marca Ibili y va muy bien, además es muy barata, cuesta unos 4 euros. Yo en su día (porque la mía tiene ya 6 o 7 años), si no recuerdo mal la encontré en el corte inglés, pero la podéis comprar en tiendas de repostería online e incluso en ferreterías.
Agiliza mucho el trabajo ya que no tienes que andar dando forma a las rosquillas una por una. La masa que se consigue es bastante líquida y solo tienes que presionar el dispensador directamente en la sartén y freírlas, para mi es muy cómodo y mucho más limpio.

Con esta receta no se consiguen unas rosquillas duritas, al contrario, quedan esponjosas y blanditas al llevar menos cantidad de harina.



Aquí la foto con el "aparatejo" en cuestión... que aunque no es muy fotogénico, se le perdona por lo fenomenal que funciona!! 

Con las cantidades que os pongo salen 4 docenas de rosquillas! así que todavía estáis a tiempo de reducir a la mitad las cantidades si no queréis preparar tantas, aunque ya que os ponéis, así tenéis para varios días y para regalar ;)
En un lateral de la cajita de la rosquillera viene una receta, pero yo nunca la he preparado de esa forma. Si alguien la ha hecho o la hace, que me cuente qué tal sale! Os dejo la que yo siempre hago.

Ingredientes:

- 3 Huevos
- 250 grs. de azúcar
- 150 ml. de leche entera
- 150 ml. de aceite de oliva
- 150 ml. de zumo de naranja natural
- ralladura de un limón
- 1 copita de anís (si no os gusta, podéis prescindir de él. Podéis, en su lugar, añadir 50 ml más de leche y 50 ml más de zumo de naranja).
- 2 cucharaditas de canela en polvo
- 700 grs. de harina
- 1 sobre de levadura

- aceite de girasol para freír las rosquillas.( 1 litro aprox)
- azúcar para rebozarlas

En primer lugar batimos los huevos con el azúcar hasta que estén blanquitos. A continuación añadimos la leche, el aceite de oliva, el zumo de naranja y la ralladura de limón. Mezclamos bien. Añadimos la copita de anís y la canela en polvo. Mezclamos. Y por último, añadimos la levadura y la harina tamizadas y  la vamos agregando hasta que nos quede una masa homogénea. Tiene que quedar como si fuera una crema, si os queda una masa un poco dura, podéis añadir un poco más de leche o zumo de naranja. Pasamos la masa a la rosquillera.
Mientras tanto, calentamos el aceite de girasol en una sartén, hay que poner bastante, para que las rosquillas queden bien cubiertas y debe estar muy caliente en el momento de echarlas a la sartén, después bajamos el fuego para que queden bien hechas por dentro y no se nos quemen por fuera. Yo lo bajo al 6 en la vitro.
Solo nos queda presionar el émbolo de la rosquillera y cuando veamos que asoma la masa, soltarlo. Lo mejor es hacer primero una prueba para saber qué cantidad de masa es la adecuada para que nuestras rosquillas no salgan del tamaño de una ensaimada :-)

No hay que poner muchas rosquillas a freír a la vez, tened en cuenta que llevan levadura y aumenta su volumen. Cuando estén doraditas de un lado, les damos la vuelta para dorar el otro. Se hacen muy rápido.

Conforme las vayamos haciendo, las vamos sacando y colocando sobre un plato  cubierto con papel absorbente de cocina para que suelten el aceite. Las dejamos un par de minutos y las pasamos por otro plato con azúcar para rebozarlas.

¡Listo! ya tenemos nuestras rosquillitas! se conservan bien en una caja hermética durante varios días y están tan ricas...con un café, un chocolatito, o a palo seco... jajaja!



Me estoy planteando seriamente cambiar de afición.... cada año me resulta más difícil sobrellevar la "operación bikini" !!

Y decirte a ti Sandra, que después de llevarnos todo el día hablando de rosquillas ya no tienes excusa para no prepararlas!! Te echo de menos, espero verte prontito...!!

¡Feliz puente de semana santa!

9 abr. 2014

Cheese Cookies (Sin Huevo)





En casa nos encanta el queso, así que imagínate estas galletas!! mi chico ya las ha "bautizado" como "galletas voladoras" y es que cuando las preparamos no da tiempo casi ni a que enfríen porque vuelaaann!! ;p
Es una de esas recetas que me encantan, fácil, rápida de preparar y bien rica!!


¡Marchando una de galletas voladoras!

Necesitamos:

- 200 grs. de harina
- 150 grs. de mantequilla a temperatura ambiente
- media cucharadita de sal
- pimienta negra molida al gusto
- 160 grs. de queso cheddar rallado

Para espolvorear:

- sal gruesa
- orégano o pimienta negra molida


Batimos un poco la mantequilla en un bol y vamos añadiendo la harina con la sal y la pimienta al gusto. Añadimos el queso y mezclamos hasta conseguir una masa homogénea.
Extendemos la masa con un rodillo entre dos papeles de hornear (papel vegetal), yo dejo un grosor de 6 milímetros. Y la dejamos enfriar en la nevera durante una horita, hasta que esté bien durita para que al cortar las galletas no pierdan la forma.
Pasado ese tiempo ya podemos cortar las galletas con el cortador que más nos guste, colocarlas sobre una bandeja de horno con papel vegetal y espolvorearlas con un poco de sal gruesa y orégano o pimienta negra molida. Para gustos colores :-) !! Yo siempre hago unas cuantas de cada, sobretodo que no se os vaya la mano con la sal!!
Si queréis colocarle una lámina finita de zanahoria recortada con un mini cortador, tendréis que hacerlo antes de espolvorear la galleta y presionando ligeramente para que se adhiera. 
Cuando ya las tengáis preparadas, las metemos en el horno precalentado a 180º hasta que se vean doraditas y ya las tendremos listas!!
Si tenéis voluntad (no como nosotros) dejadlas enfriar sobre una rejilla antes de devorarlas!!


Son ideales como aperitivo o para merendar, están tan ricas...!! Probadlas y ya me contáis :-)