11 jun. 2014

Trenza de Hojaldre Salada



¡¡Aixxxx!!! si es que se me pasan los días volando y no me da tiempo a hacer todo lo que me gustaría!
Así que hoy os propongo una receta de las que me gustan tanto, con ingredientes de "andar por casa", muy pero que muuuy resultona y sobretodo deliciosísima!! Una trenza de hojaldre salada. ¿Os apetece?
Es una receta sencilla y fácil de preparar con la que quedaremos requetebién en cualquier ocasión.
El hojaldre es muy versátil, así que podéis rellenar la trenza con lo que más os guste, ya sea salado o dulce.
En esta ocasión no me he querido complicar mucho y he recurrido al relleno de toda la vida... jamón y queso! Eso sí, sin renunciar al sabor y a comer bien, así que no perdáis detalle de lo que vamos a necesitar.

Ingredientes:

- Una lámina de hojaldre
- Jamón york ( yo he usado lonchas, también pueden ser taquitos...)
- Queso (esta vez he usado "Flor de Esgueva", ¡podéis poner vuestro favorito!)
- Bechamel ( ¡síii!, le da una cremosidad..... ¡¡mmmm!!, ¿que os da palo hacerla casera? lo sé, yo tampoco tenía tiempo ni ganas, así que me apañé muy bien con un brick de bechamel preparada, pero que no salga de aquí  ;-) Necesitaremos poquita, pero creedme, vale la pena ponerla, y, con lo que nos sobre ya tenemos para preparar mañana unos macarrones gratinados! Es un ingrediente clave para nuestra trenza).
- Huevo batido 
- Azúcar moreno (sé que hemos quedado en que es una trenza salada... pero el contraste de sabor es espectacular, es el otro ingrediente clave. Y si no, siempre 
podéis sustituirlo por sésamo, semillas de amapola... pero merece la pena probarlo.

¿Lo tenemos todo a punto? ¡Pues vamos a ello!

- Precalentamos el horno a 200º, con calor arriba y abajo sin ventilador.
- Extendemos la lámina de hojaldre sobre el mismo papel sulfurizado que suele llevar.
- Marcamos "SIN CORTAR", dos líneas paralelas que nos servirán para delimitar el hueco donde irá el relleno. (Ese hueco tiene que ser un poco más ancho que las líneas laterales, aunque en la foto no se aprecie...)
- En los laterales cortamos el hojaldre haciendo líneas horizontales de unos 1,5 - 2 centímetros.
- Ahora vamos con el relleno, ponemos primero una capa de jamón y encima una de queso. Cubrimos generosamente con bechamel y terminamos con otra capa de jamón.
- Llegó el momento de "trenzar", vamos cerrando el hojaldre cogiendo una tira de cada lado, de manera que vayan quedando superpuestas, y al finalizar, cerramos bien los extremos hacia adentro para evitar que se salga el relleno.
- Pintamos bien con huevo batido y espolvoreamos con azúcar moreno.
- La metemos en el horno hasta que esté doradita (20-30 min.)
- Pasado ese tiempo, sacamos la trenza del horno y la dejamos templar sobre una rejilla para que no se reblandezca.

"ozú" qué lío, ¿verdad?

Os dejo aquí el paso a paso con fotitos, es más fácil hacerlo que explicarlo.









¡Después de dejarla templar, ya la tenemos lista y bien bonita!




Aquí la foto del corte cuando todavía estaba calentita....


Imaginad qué rica debe estar la versión dulce de esta trenza, con crema pastelera y manzana, o con chocolate... 

Se puede comer fría o templada y es perfecta para merendar o cenar, y me parece ideal para llevarla a un picnic. Además la podéis preparar con antelación y su presentación siempre sorprende.

Os dejo el enlace de una canción que me encanta y no puedo dejar de escuchar... cuando me da por algo...  :-)


¡¡Espero que os animéis y me enviéis las fotitos de vuestras trenzas!!

¡Besitos mil!