17 mar. 2014

Lemon curd


Tengo que confesar que cuando paso cerca de un limonero y éste tiene una ramita hacia fuera con un bonito limón, tengo que cogerlo... (no siempre,eh?? ;p)
Con esto no quiero decir que vaya asaltando jardines y trepando por los árboles para conseguirlos..!! ni que en mi bolso (que a veces pesa como si llevase ladrillos) esconda dentro una macedonia con tanto cítrico ;p !!
Lo que sí es cierto, es que desprenden un aroma especial y es imposible resistirse a ellos!
En esta ocasión, no tuve que salir a "recolectar" limones ni a comprarlos, porque nuestros amigos Pilar y Alberto nos regalaron una bolsita llena, qué felicidad!!
Así que la receta no podía ser otra!!
El lemon curd es una crema de origen inglés, ligera pero de sabor intenso.  Y es que es tan versátil y tan sencilla que os sacará de más de un apuro. Es ideal para rellenar bizcochos, cupcakes, tartaletas, macarons, tartas, para acompañar  yogur, crepes, tostadas, galletas.... O como yo, que me lo como a cucharadas!!



¿Verdad que apetece? pues tomad nota de lo que necesitamos!!

- 100 ml. de zumo de limón
- 100 grs. de azúcar
- 85 grs . de mantequilla
- 1 cucharada de ralladura de limón
- 4 huevos grandes

Sí sí, nada más!!

Con esta cantidad salen unos 350 grs. de lemon curd.

Así que vamos a echar mano de un cazo, unas varillas y un cuenco!! es tan sencillo como:

- Poner el zumo de limón, la mantequilla, el azúcar y la ralladura de limón en el cazo. Calentamos a fuego medio.
- En un cuenco a parte, batimos los huevos.
- Añadimos la mezcla caliente al cuenco con los huevos y removemos muy muy bien para que no cuajen.
- Vertemos la mezcla otra vez en el cazo a fuego medio hasta CASI hervir, pero  ojo!! que no hierva!!!! Sin parar de remover con unas varillas para que no se formen grumos. Sabremos que está a punto cuando empiece a espesar como si fuesen natillas. Una vez lo tengamos a punto, lo vertemos en un recipiente de cristal, podéis aprovechar un bote de miel u otra conserva que tengáis por casa, (el mío lo compré en un bazar de chinos por 0,55 céntimos) y cubrimos la parte de arriba con papel film  transparente para dejarlo templar  sin que se forme una capa cuajada.
-Una vez se haya enfriado un poco, quitamos el papel film, ponemos la tapa y lo metemos en la nevera. Así se conserva durante unos días, pero si lo queréis preparar para conservarlo durante mucho más tiempo os dejo AQUÍ un enlace interesante que os podrá ayudar.



Espero que os haya gustado y que os animéis a preparar esta crema, está deliciosa y de verdad que es súper fácil!!

¡Feliz semana!