2 may. 2014

¡¡Con un par...!! o Brownies en cáscara de huevo ;-)



Desde que vi esta genial idea de preparar Brownie en el blog de Sandeea no podía dejar de pensar en huevos...??? y es que realmente hay que tener muchos huevos para poder hacerla!! concretando un poco más, muchas cáscaras de huevo! Así que la primera vez que la preparé recuerdo que estuve una semana haciendo tortillas, bizcochos, cremas... cualquier excusa con tal de ir "recopilando" las cáscaras que necesitaba!! Además de alertar a todo aquel que entrara en mi cocina con un: "¡¡No me toques los huevos...!!"
Ahora voy preparando y guardando las cáscaras según voy usando los huevos, así cuando tengo unas poquitas a punto repito la receta de nuevo.
Me parece una forma muy divertida y original de sorprender a nuestros invitados. ¡¡Y los peques alucinan, les encantan!!


Os la recomiendo 100 x 100! para l@s más impacientes lo único un poco entretenido (¡¡pero no difícil!!) es preparar las cáscaras para su uso, lo demás... coser y cantar!
Con las cantidades de Brownie de esta receta salen unos 13-16 huevos, dependiendo del tamaño que tengan. Si no tenéis suficientes cáscaras como me ocurrió a mi esta vez, podéis hacer mini Brownies con el resto de la masa. O si pasáis directamente de las cáscaras, os animo simplemente a que preparéis el Brownie porque está delicioso!! 

¡Vamos a empezar preparando las cáscaras!

- Pinchamos la base del huevo con un descorchador o una brocheta de aluminio y con el dedo nos ayudamos para ir haciendo un agujerito, parece complicado pero os aseguro que no lo es!!
- Vaciamos el huevo con la ayuda de una brocheta de aluminio, madera... y lo  limpiamos y aclaramos bien por dentro bajo el agua del grifo. Así con todas las cáscaras.
- Llenamos un bol con agua y sal. ( 100 gramos de sal por cada litro de agua). Introducimos las cáscaras con cuidado hasta que queden totalmente cubiertas, que no floten!!! hay que llenar de agua todo el interior para que salga el aire!! Y las dejamos ahí durante media hora.
- Transcurrido ese tiempo, sacamos las cáscaras y las dejamos secar sobre papel de cocina.
- Con un biberón de cocina o un embudo pequeño, vertemos un poquito de aceite en cada cáscara y la vamos girando para que se impregne bien de aceite por dentro. Dejamos salir el aceite sobrante y ya tenemos las cáscaras a punto  para rellenar ❤❤!!





¡Ahora a por el Brownie!!


- Fundimos la mantequilla con el chocolate troceado en un cazo o en el microondas (si lo hacemos en el microondas mejor en tandas de 30 segundos para que no se nos queme) vamos removiendo la mezcla hasta que quede homogénea y reservamos.
- En un bol batimos los huevos con el azúcar y añadimos la mezcla de chocolate y mantequilla ( debe estar templada).
- Agregamos la harina, la sal y el cacao tamizados y batimos unos segundos para mezclarlo.
- Pasamos la mezcla a una manga ( si no tenéis, una bolsa de congelación servirá) y cortamos la puntita. (yo no hago un corte muy grande, así puedo rellenar las cáscaras sin necesidad de poner una boquilla redonda a la manga).
- Rellenamos las cáscaras 3/4 partes, es mejor rellenar de más que quedarnos cort@s y que nuestro Brownie no salga con forma de huevo :(
- Colocamos nuestros huevos en moldes de magdalenas o flaneras (si no tenemos, podemos hacer bolitas de papel de aluminio con una hendidura en el centro para que se sostengan bien). Yo uso este molde de Ikea, me viene fenomenal!!
- Con el horno precalentado a 180º horneamos nuestros Brownies unos 15-20 minutos .
- Pasado ese tiempo, los sacamos del horno y retiramos el exceso de masa y los restos con un paño húmedo en caso que sea necesario. Una vez están fríos, los restos se secan y es más complicado retirarlos.
- Dejamos enfriar y los servimos con el agujero hacia abajo.

¡¡Y ahora a esperar ver la cara de los comensales...  :-)!!








Los mini Brownies que preparé con la masa restante y decoré con una nuez y azúcar glass.... deliciosos!!!


Quedan súper bonitos presentados en hueveras como ésta, y como detalle para regalar son una pasada!! 

Truquiconsejos:

- Podéis rellenar las cáscaras con vuestra receta de bizcocho favorito, lo único a tener en cuenta es que si vuestra receta lleva levadura tendréis que rellenar un poquitín menos la cáscara con la masa.
- Los huevos de  cáscara blanca a veces no son fáciles de encontrar, pero podéis prepararlos perfectamente con los de color marroncito de siempre.
- Para teñir las cáscaras (en este caso, sí es mejor que sean blancas!) después de haber estado en agua salada, solo tendréis que llenar un vaso con agua, añadir un chorro de vinagre blanco y unas gotitas del colorante alimentario que queramos. Sumergimos totalmente la cáscara y la dejamos unos minutos o hasta que adquiera el tono deseado. Sacamos la cáscara con ayuda de una cuchara y la dejamos secar sobre papel de cocina con el agujero boca abajo con cuidado de no tocarla mucho para no dejar marcas. 


¡Espero que os animéis a preparar estos originales Brownies, seguro que dejaréis boquiabiert@s a más de un@, mil besos!


2 comentarios:

  1. Me vas a perdonar la ordinariez pero ya sabes que soy “más fisna que el coral”.

    ¡¡¡ Viva la madre que te parió !!!

    Y con eso creo que te lo digo todo.

    Donde estén los huevos de Belén , que se quiten los del Kinder.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, tú si que molas un huevo!! ;p

      Eliminar

¡Mil gracias por vuestros comentarios!