23 feb. 2014

Crinkle Chocolate Cookies

Las Crinkle Chocolate Cookies son más conocidas como galletas "craqueladas", por el aspecto agrietado que presentan en su superfície. Es otra receta sencilla de preparar, con ingredientes de estar por casa y deliciosas!! no aptas para chocoadictos porque una vez pruebas una ya no puedes parar...!! A mi personalmente me encantan,  son crujientes por fuera y abizcochaditas por dentro, todo un acierto para compartir con los nuestros y regalar. ¿Os apetecen?





Necesitamos:

- 250 grs. de chocolate negro fondant (yo uso Nestlé Postres y me va genial!)
- 55 grs. de mantequilla a temperatura ambiente.
- 100 grs. de azúcar.
- 2 huevos.
- 210 grs. de harina.
- 1/2 cucharadita de levadura.
- 1 pizca de sal.
- 1 cucharadita de esencia de vainilla.
- azúcar glass para rebozarlas.

Con estas cantidades me han salido 22 galletas!!


Elaboración:

- Empezamos fundiendo el chocolate, yo lo hago en un cazo con el fuego bajito, podéis hacerlo en el microondas en tandas de 30 segundos y removiendo muy bien cada vez para que no se os queme. Una vez fundido, añadimos la mantequilla y mezclamos bien.
- En un bol a parte batimos los huevos con el azúcar hasta que queden blanquitos y añadimos la esencia de vainilla. Una vez esté todo bien mezclado, añadimos la mezcla de chocolate y mantequilla  y removemos un poquito.
- Tamizamos la harina con la levadura y la sal y se la añadimos a la mezcla anterior, mezclamos hasta que esté bien integrado. Queda una masa muy pegajosa, así que tapamos el bol con papel film y lo dejamos en la nevera durante al menos una hora. De esta manera tendrá más consistencia y nos resultará más fácil trabajar con ella.
- Una vez pasado este tiempo, hacemos bolitas con la masa (NO hay que aplastarlas) y las rebozamos en azúcar glass, que queden bien cubiertas.
- Precalentamos el horno a 180º , cubrimos la bandeja con papel vegetal y colocamos las bolitas un poquito separadas entre sí. Horneamos unos 15 minutos, hasta que se agrieten. ( el tiempo dependerá de vuestro horno y del tamaño de las galletas)



Os parecerá que al sacarlas del horno están muy blanditas, tranquilos, luego endurece la superfície. Es mejor no pasarse de tiempo, porque quedarían secas por dentro.

- Dejamos enfriar en una rejilla y a disfrutar!!!






 Y aquí la foto con el mordisquito, para que veáis que esponjositas se quedan por dentro... son toda una delícia... ❤❤!!

¡Mil besos!

6 comentarios:

¡Mil gracias por vuestros comentarios!